Las horas extras son un tema fundamental para el cálculo de la nómina y la gestión del capital humano. Y aunque la tendencia global apunta a evitar que los colaboradores excedan su jornada laboral, es importante conocer con precisión cómo contarlas y pagarlas.

Todos sabemos que trabajar en exceso tiene efectos adversos para la salud, tales como: cansancio extremo, enfermedades cardiovasculares y trastornos gastrointestinales, es por ello que la mayoría de las legislaciones laborales reconocen la importancia de pagar adecuadamente el trabajo adicional y, de esta manera, compensar la disminución en la calidad de vida de los colaboradores.

El tiempo extra es la prolongación de la jornada de trabajo que, en el caso de México, se contabiliza en horas por semana. El método para calcular su pago es sumamente sencillo, solamente debes conocer el monto que cada colaborador gana por hora y el tiempo adicional que trabajó.

Las horas extras deben pagarse al doble o al triple, dependiendo de la cantidad semanal. Usa esta guía para determinar cómo debes contabilizarlas:

  • El tiempo extra doble comprende hasta tres horas continuas por un máximo de tres días a la semana. Estas horas se pagarán al doble de las horas según la jornada regular.
  • El tiempo extra triple se contabiliza a partir de la cuarta hora extra en un día o el cuarto día de la semana en que un integrante de tu equipo deba extender su jornada, es decir, cuando se exceda el tiempo doble permitido. Estas horas deberán pagarse al triple de la hora regular.

Recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que los minutos y fracciones de hora que excedan la jornada deben acumularse para contabilizarse como horas extras semanales.

También hay otro tipo de tiempo extra que se reserva para casos de emergencia, siniestros o riesgos inminentes. Cuando la vida de los colaboradores o la existencia de la empresa está en peligro, es posible extender la jornada por el tiempo estrictamente necesario. En este caso, las horas deben pagarse de manera regular.

Los especialistas recomiendan analizar cuántas horas extras trabajan en tu empresa, eso te ayudará a determinar si la demanda de trabajo responde a la cantidad de integrantes en tu equipo; también es útil para medir la productividad del capital humano y crear beneficios valiosos para cuidar al talento de tu empresa.

No olvides que las horas adicionales son tiempo extraordinario y no debes abusar de ellas. Un buen líder debe asegurarse de que los miembros de su equipo dispongan de tiempo suficiente para recuperarse del desgaste provocado por sus labores.

Y tú, ¿cómo gestionas el tiempo extra que trabajan tus colaboradores? Recuerda que con Worky puedes registrar incidencias como faltas, retardos y horas extras para crear reportes que te permitan evaluar y tomar decisiones.