La metodología Topgrading: Cómo seleccionar y contratar jugadores "A"

Reclutamiento Oct 14, 2019

¿Cuánta gente miente en su CV y termina siendo contratada? La metodología Topgrading aplica ‘el suero de la verdad’ para que eso no te pase. Mira cómo puedes aplicarlo.

La definición de jugador “A” varía según la industria, sin embargo, a grandes rasgos demuestra visión, liderazgo, integridad, dinamismo, habilidad de comunicación y trato al cliente, así como formación de equipos.

Gracias a eso, suele superar las expectativas y hace más rentable a su empresa.  

Los jugadores B tienen aptitudes, pero necesitan más apoyo, los jugadores C son una pérdida de tiempo, dinero y uno de los motivos por los que muchas compañías llegan a fracasar.

Como CEO, fundador o líder de Recursos Humanos de tu empresa eres responsable de contratar a los mejores en cada puesto.

Y sin importar la etapa de tu empresa, un método como Tograding te ayudará a tener una estrategia de crecimiento sólida.

¿De qué se trata la metodología Topgrading?

Tres de los mayores problemas que se enfrentan en el proceso de reclutamiento son la deshonestidad, la información insuficiente y la falta de verificación.

Para evitar eso, existe el Topgrading, un sistema estructurado de contratación que ayuda a seleccionar únicamente a los mejores candidatos para tus vacantes.

Eso se logra mediante una revisión de talento y evaluación de competencias exhaustivas; entrevistas mucho más profundas y evaluación de resultados.

Estas son algunas de sus etapas más importantes, mismas que puedes adaptar según tus necesidades:

  1. Analiza tu proceso de contratación actual: revisa tus métodos actuales y determina cuántas contrataciones de alto rendimiento has hecho ¿necesitas un cambio?
  2. Determina qué necesitas: antes de buscar, especifica cuál es tu candidato ideal, luego califica a todos con base en los criterios que estableciste para descubrir sus fortalezas y debilidades
  3. Empieza la búsqueda: cerciórate de que las descripciones de tus vacantes sean claras y efectivas. Contacta a candidatos de gran nivel de tu red o usa bolsas de trabajo
  4. Filtra a los mejores: usa formularios con datos específicos de salario, referencias, autoevaluación, motivos por el que dejó su trabajo anterior, gustos, etc., así podrás descartar a los perfiles más débiles
  5. Haz entrevistas por teléfono: en esta etapa ya redujiste la lista de entrevistados, tómate tu tiempo para saber cada detalle de tu interés. Incluye preguntas sobre sus competencias y experiencias de forma cronológica
  6. Resume: hacer resúmenes del historial de cada candidato te ayuda a detectar inconsistencias y comparar a aquellos candidatos que te interesen más
  7. Solicita las llamadas de referencia: pídele a tus finalistas que organicen algunas llamadas telefónicas con exjefes o compañeros para conocer de primera mano esas opiniones
  8. Elige al mejor candidato: quienes queden arriba de tu lista tendrán mayores posibilidades de ser los mejor calificados, solo deberás elegir

Pero esto no termina ahí, lo recomendable es le des el entrenamiento adecuado para que conozca al 100% sus tareas y pueda mejorar con rapidez las áreas de bajo rendimiento.

Pasado un tiempo, necesitarás medir su desempeño para confirmar que tu contratación fue la mejor.

Es muy importante conocer los procedimientos y la tecnología que favorece el crecimiento de tu negocio.

Tú también haz más efectivo tu proceso de contratación con Worky, el sistema de RH con el que puedes crear un flujo de reclutamiento específico, según la metodología que usas actualmente.

Conoce aquí las soluciones que brindamos a tu área de Recursos Humanos.