El proceso de Onboarding empieza en el momento en el cual se hace una oferta de trabajo a un candidato y termina aproximadamente tres meses después de que ha sido contratado. Este proceso es determinante para que el empleado forje una buena impresión de la compañía.

El invertir tiempo para asegurar un proceso de onboarding eficaz es clave para aumentar la retención del talento. En este tiempo, tus nuevos empleados decidirán si quieren quedarse en tu empresa a corto o largo plazo. Por ejemplo, si en tu primer día de trabajo nadie en la oficina te espera, tu escritorio aún no ha sido preparado, y no te han asignado una computadora, probablemente te cuestionarás si haber entrado a trabajar ahí fue la mejor decisión.

Después de todos los recursos que has invertido en el reclutamiento del nuevo talento, debes evitar, a toda costa , la pérdida de estos miembros por un onboarding deficiente. Para ello, el departamento de Recursos Humanos de tu empresa debe invertir todo su tiempo y esfuerzo para garantizar que el proceso de transición e incorporación de todos los empleados sea el más eficiente.

¿Te hace falta tiempo para poder preparar un Onboarding satisfactorio?

En Worky manejamos tu capital humano de manera más eficiente por medio de un software que automatiza los procesos manuales de Recursos Humanos, liberando tiempo que pudieras estar ocupando para detonar el crecimiento de tu empresa.