¿Te faltan horas en el día para completar tareas y proyectos que están acumulando polvo en tu escritorio? Necesitas aprender a administrar tu tiempo y eso significa trabajar de manera más inteligente, no más tiempo.

Dedicar tu horario laboral a "apagar incendios" es la forma menos eficiente de atacar tu carga de trabajo y la mejor manera de agotarte mientras sigues atrasándote con tus tareas. ¡Dolor! Entre otras cosas, debes aprender a establecer prioridades. Veamos algunas técnicas para que maximices tu tiempo en la oficina y no te lleves trabajo por la noche:

1.    Pon prioridades

Aprender a establecer y mantener prioridades es la forma más efectiva de aumentar tu desempeño en el trabajo. La priorización exitosa requiere la ejecución de un plan bien diseñado. Primero haz una lista con los pendientes de tu semana, no tiene que estar en orden solo “vacía” en papel o en tu computadora todo lo que está dando vueltas en tu cabeza y que te agobia porque no sabes ni por dónde comenzar.

Al mapear su día en segmentos o por tareas, puede identificar más fácilmente las áreas problemáticas y tus tiempos de eficiencia máxima

2.    Establece fechas límite

Al lado de cada punto de la lista escribe su fecha de vencimiento real. No las establezcas en función de cuándo deseas completarlas, sino cuando de verdad se requiere completar esas tareas. Si tienes dudas, investiga con el departamento que te haya solicitado algo: a veces el área de contabilidad o recursos humanos, tienen tiempos específicos de entrega o sus acciones dependen de actividades que deberás hacer antes. Analiza las consecuencias de hacer algo o dejar de hacerlo.

Si una vez que deliberadamente has reservado una o dos horas para revisar correos, hacer llamadas o atender citas y superas ese límite de tiempo, deberás ajustar tu plan de actividades para el día siguiente.

3.    Apóyate en el equipo

Evita asumir más de lo que puedes manejar. Quizá pienses que puedes con todo, pero tienes que analizar el tiempo que te tomará lograr algo, la logística involucrada en el manejo de una situación, los posibles obstáculos y restricciones. No temas pedir apoyo a tus colegas o, si cuentas con personas a tu cargo, procura delegar algunas actividades. Eso no solo te restará presión, sino que también te ayudará a cumplir plazos y reforzará la dinámica que tendrán como equipo.

La organización es clave dentro de cualquier empresa, en Worky lo sabemos y por eso ponemos a tu alcance una plataforma integral hecho para PyMEs mexicanas. Conoce toda la gama de posibilidades que te brindamos y optimiza muchos de tus procesos con una plataforma amigable y de uso intuitivo.