En México las prestaciones de todo trabajador están establecidas en la Ley Federal del Trabajo. En los artículos 76 y 80 se establece que todo empleado de una empresa tiene el derecho a ciertas prestaciones mínimas como son el aguinaldo, la licencia de maternidad, vacaciones y prima vacacional.

Aunque los días de vacaciones en México son pocos en comparación con otros países, es importante conocer cuáles son los derechos que establece la ley para poder hacer uso de ellas.

En el caso de nuestro país, cada trabajador debe recibir al menos seis días de vacaciones al año. Cada año aumentarán dos días por año subsecuente, hasta llegar a los 12. A partir de cada cinco años de servicio se aumentarán otros dos días.

Además de esto, los trabajadores tienen derecho a su prima vacacional, la cual es una cantidad adicional a su sueldo que está pensada para que se utilice en disfrutar sus vacaciones.

Son los patrones o jefes los que establecen cuál el es periodo vacacional que tomará el trabajador. Sin embargo, la prima vacacional corresponde al menos a un 25 por ciento del monto percibido en el periodo vacacional, además de recibir el salario ordinario que se tiene en la empresa o compañía. Es decir, por cada año de trabajo se reciben seis días, el sueldo de ese período, más un 25 por ciento extra.

Algunas empresas otorgan mayor prima vacacional para dar mejores prestaciones a sus trabajadores, esta cantidad también genera retención de impuestos (ISR), pero la ley exenta 15 días del salario mínimo vigente.

¿Cómo se calcula?

Por ejemplo, para calcular la prima vacacional de una persona que tiene un salario de ocho mil pesos mensuales y lleva solo dos años trabajando en la misma empresa, se debe obtener su salario al día. En este caso, la persona gana 266.66 pesos al día, debido a que le corresponden ocho días de vacaciones (dos más por cumplir su segundo año) entonces se multiplica esta cantidad por el salario diario (8 x 266.66 = 2,133.28). El 25 por ciento de esta cantidad es lo que le corresponderá al trabajador, un total de 533.32 pesos.

Si se acaba la relación laboral entre el trabajador y la empresa, y la persona no ha tomado aún sus vacaciones, la compañía deberá pagar el dinero correspondiente a los días de vacaciones no tomados, más la prima vacacional de esos mismos días.

Contrariamente a lo que podría pensarse, las vacaciones son de fundamental importancia tanto para el trabajador, como para la empresa. Eso porque los días libres en realidad ayudan a mejorar la productividad de los empleados, los hacen sentir más felices y satisfechos con su trabajo y la empresa en la que se encuentran, y contribuyen a reducir los niveles de estrés y a mejorar su calidad de vida. Es por esto que es necesario que las empresas brinden tiempo libre a sus trabajadores y estos estén al tanto de sus derechos laborales.

¿Qué hacer si no se ha otorgado?

Este es un derecho del que gozan todos los empleados, por lo que en caso de que no se realice, las personas pueden hacer una denuncia mediante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), para apoyar y orientarlos en su caso. Asimismo, los trabajadores tendrán un año a partir de que haya pasado su periodo vacacional, para exigir que se les pague, si no se ha hecho con anterioridad.

Imagen de http://indicepolitico.com/