Uno de los principales desafíos de los equipos de RH es controlar y disminuir la rotación del personal. Muchas empresas no cuantifican el gasto de contratar a la gente. Este presupuesto involucra el costo de un cazatalento, la compra del equipo nuevo, y, muy importante, el costo del tiempo de las personas que están capacitando.

Para poder entender el porqué de la rotación, te recomendamos hacer un análisis de la cultura:
> ¿Qué hace que la gente se vaya?
> ¿Qué tan satisfecho y motivado está tu equipo con su trabajo?
> ¿Cómo es la relación con los jefes?
> ¿Qué sugerencias tienen para mejorar su satisfacción?
> ¿Qué esperan de la compañía para contribuir a su carrera?

Los costos de tener vacantes abiertas

Para cada empresa es diferente. De acuerdo a Deloitte, el costo de la rotación depende de: la selección (gasto de procesos de entrevistas); y los días que toma al nuevo elemento la inducción al puesto (gasto de inmersión y capacitación de la compañía).

Un costo importante, que muchas veces no se contempla, es que perder a alguien con una capacitación de 3 años, es mucho más caro que perder a alguien en quien solo invertiste 6 meses. Perder a alguien que dominaba su trabajo, tenía un alto nivel de responsabilidad o era clave en alguno de los procesos se traduce en una reducción del rendimiento pues, quien llegue a cubrir la vacante, tardará en alcanzar los mismos resultados.

Por su parte, el Huffington Post establece que el costo total por salidas y nuevos ingresos pueden representar, entre 6 y hasta 9 veces el salario de la persona que estás buscando, dependiendo su nivel en la compañía.

¿Cómo evitar la rotación de personal?

Desde la inmersión

Sabemos que muchas veces es inevitable, pero hay dos momentos clave al hablar de la retención del talento: durante la selección y a partir de que el contrato está firmado.

La estrategia para tener una mayor retención, depende de las actividades de tu equipo de RH o del mismo jefe:

  • Establece un perfil específico de cada miembro del equipo de trabajo.
  • Entiende bien si la persona que estás contratando tiene las habilidades para cubrir el puesto.
  • Dale su equipo de trabajo, identifica sus tareas y su material de soporte.
  • Implementa tecnología en RH. Worky entiende la dificultad para el área de Recursos Humanos, de llevar todos los procesos al día, por lo que pone a tu alcance una herramienta que los automatiza, que le permite concentrarse en la búsqueda y atracción de talento.

Una vez completado el proceso de selección brinda seguimiento al desarrollo de tu equipo para que este sea sólido, productivo y estable.

Desde la cultura

En nuestro blog hemos comentado algunas mejores prácticas cómo: aumentar la flexibilidad laboral, ofrecer salarios competitivos, prestaciones por encima de la ley y un programa de capacitación dinámico que mantenga a tus talentos motivados y en constante aprendizaje.

La capacitación es una inversión

SI tu empresa “cree en ti”, tu compromiso será de ayudar a llegar a los objetivos. Recuerda, si tu equipo crece, tú creces también.

Según la encuesta “La felicidad en el trabajo”, que realiza Adecco, los principales factores que influyen en la satisfacción laboral y por ende, en la retención son:

  • Plan de capacitación. Profesionaliza a tu equipo con un objetivo claro.
  • Plan de desarrollo. Créalo para cada miembro de tu equipo, establece sus aspiraciones y metas profesionales, fortalezas y áreas de oportunidad. Podrás irlo actualizando conforme avancen en la capacitación. Esto es importante que lo cree RH y el Jefe inmediato.
  • Motiva. Energiza a tu equipo haciéndolo sentir parte de la misión de tu organización

Recuerda que Worky es la herramienta ideal para automatizar los procesos del área de Recursos Humanos, para que pueda desarrollar estrategias que impacten en la cultura organizacional y la productividad.

Banner