A punto de terminar la segunda década del Siglo XXI, aún nos encontramos con un esquema de trabajo que no se adapta el resto de los avances que nos rodean o, peor aún, que no es compatible con los retos que nos plantea el ofrecer espacios de desarrollo que permitan también el crecimiento personal, una mejor calidad de vida como consecuencia y un alto desempeño laboral como resultado.

La revolución en la comunicación que llegó de la mano del internet y las redes sociales, no se aprovechan del todo en el sector empresarial, debido a la desconfianza que todavía generan los cambios radicales en el modelo de empleabilidad.

¿Por qué las empresas deben inclinarse cada vez más por un modelo flexible de empleo?

Pensar más allá del outsourcing o el trabajo de planta, garantiza la atracción de los mejores talentos para tu empresa, uno de los mayores retos ante la evolución del mercado laboral. ¿Qué ofrecer a los candidatos para ser la empresa más atractiva del mercado? Balance entre la vida profesional y laboral.

Ya no solo se trata de cuestiones monetarias o remuneraciones económicas, ahora, los intereses de las personas que se encuentran en búsqueda de un trabajo van mucho más allá. En una encuesta elaborada por ManpowerGroup Solutions, se encontró que la flexibilidad laboral es uno de los tres principales factores que se toma en cuenta al tomar decisiones de carrera.

¿Qué implica la flexibilidad laboral?

Se trata de un tema importante para al menos el 40% de los candidatos e incluye un formato que permita al empleado decidir cuándo tomar sus descansos, así como días u horarios para trabajar desde casa. En este sentido, los horarios flexibles de llegada y salida, y el trabajo de tiempo completo desde el hogar u otra ubicación son los dos tipos de esquemas flexibles más deseados. ¿La mejor parte? Esto representará un ahorro significativo en los gastos fijos de tu costo de producción y aliviará la saturación de los servicios que debes ofrecer de forma óptima.

El periodo vacacional también es considerado dentro del esquema de flexibilidad, pues aunque por ley en México se otorgan 6 días de descanso al año, en países como Francia y Reino Unido, dar al trabajador hasta 30 días de vacaciones resulta en beneficio de la empresa. Se trata de, como compañía, ofrecer a tus colaboradores un mayor tiempo para descansar, despejarse y olvidarse, aunque sea por un momento, de cuestiones labores para que vuelvan con energías recargadas y la motivación constante de ser tratados como elementos de valor.

Es necesario fomentar una verdadera desconexión de los asuntos que tienen que ver con el trabajo, para lograr un 100% de atención durante las horas laborales y, por lo tanto, un alza en la productividad durante el horario que el empleado cumple para la empresa.

¿Cómo conseguir un esquema flexible en mi empresa?

Contar con la asistencia de un software como Worky, te ayudará a monitorear el desempeño de tus empleados y a ofrecerles las mejores condiciones de trabajo para lograr captar a los mejores y más adecuados talentos.

¿Qué esperas? Ponte en contacto con nosotros y deja que el siglo XXI llege a tu empresa.