Hacer el seguimiento de la asistencia y el tiempo de trabajo de los colaboradores es fundamental en cualquier negocio. La nómina se debe de calcular en función de las horas reales trabajadas, no con una estimación de las mismas. Lo que hace a una empresa más productiva y rentable es ofrecer un pago justo por un día de trabajo justo.  

A menos que la empresa tenga algún tipo de sistema de cronometraje, es casi imposible rastrear con precisión las horas efectivas de labor. El resultado: un negocio que está pagando de más a su gente o, por el contrario, que no está pagando por el trabajo que ha recibido.

En el pasado, las empresas usaban libros donde los miembros del equipo anotaban su hora de llegada y su hora de salida. Tal registro podría ser inexacto y susceptible de errores humanos. Después vino el reloj de perforación que supuso un avance, pero el proceso seguía siendo de alguna forma manual. Finalmente, llegaron los relojes electrónicos que en muchas organizaciones se han convertido en el estándar de seguimiento de los equipos de trabajo.

Dentro de las principales ventajas de su uso se encuentran las siguientes:

  • Crea un registro físico e indiscutible del ingreso y salida de cada colaborador, cada día.
  • Hace más sencillo el proceso a los miembros del equipo.
  • Hay menos lugar para los errores de registro o de transcripción de ese récord.
  • Esa data se usa para calcular y facilitar el procesamiento de la nómina lo que, a su vez, da oportunidad a las empresas de saber la cantidad precisa que gastó en mano de obra.
  • Luego, esa cifra se puede comparar con la mano de obra presupuestada para identificar qué tan bien o qué tan mal está funcionando el negocio.
  • Se aligera la carga de trabajo para el área de RRHH.
  • Dado que el reloj electrónico registra horas de trabajo, de descanso, de comida, etcétera, esa información da menos lugar a errores o disputas.
  • Siempre que sea necesario, los líderes de área pueden echar mano del registro físico para hacer cumplir con precisión los tiempos establecidos de trabajo.
  • Al regular retardos y otras infracciones potenciales, la información de un reloj electrónico se puede usar para llevar a cabo acciones disciplinarias e, incluso, tener un respaldo cuando se decide terminar la relación laboral, ya que todo se basa en hechos comprobables.

Sin duda, la tecnología es un aliado clave para tu empresa. Recuerda que Worky es parte de estas herramientas esenciales para la administración de tus recursos humanos. Es un software que te ayuda a registrar faltas, retardos y horas extras lo que te permitirá evaluar y tomar decisiones de manera más eficiente.