File not found
Practicas de RH

Madres trabajadoras: beneficios que DEBES ofrecerles en tu empresa

En México hay 7.4 millones de madres trabajadoras, según los datos más recientes del INEGI, por lo que es muy probable que entre tu Capital Humano encuentres a muchas de ellas. 

Pero, ¿cómo apoyar su labor y potenciar su talento dentro de la organización? En Worky te compartimos algunos de los beneficios y herramientas que harán que tus colaboradoras que son mamás tengan un mejor desarrollo profesional.

Mamás trabajando en México

 

Las últimas cifras del INEGI son contundentes: apenas cuatro de cada diez mujeres mexicanas (22.8 millones) forman parte de la Población Económicamente Activa (PNA).

Y de estas, unas 7.4 millones son madres mayores de 15 años que están subordinadas o son remuneradas por el desempeño de sus funciones en sectores como comercio, industria manufacturera y servicios sociales.

Analizando a detalle estas cifras muestran que existen carencias y falta de oportunidades o, peor aún, desprotección desde muchas empresas hacia las mujeres, a pesar de su gran contribución a las organizaciones.

Un estudio del Banco Mundial divulgado en 2021 indica que los bajos niveles de participación laboral femenina en el trabajo remunerado representan una gran pérdida en el Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Según la investigación La Participación de la Mujer en México, más de la tercera parte de las mujeres abandonan sus empleos por la poca confianza en las estancias infantiles.

Además, el estudio indica que, para apoyar el desarrollo profesional de las madres trabajadoras, se debe trabajar en tres estrategias:

Políticas de cuidado infantil

Prevención de embarazo adolescente

Políticas complementarias

En este último punto se destacan las mejoras en las prestaciones laborales que deben ofrecer las organizaciones a sus colaboradoras.

 

Beneficios básicos que debes ofrecer

 

Está claro que la pandemia, además, cambió un panorama laboral ya de por sí poco favorable para las madres trabajadoras mexicanas.

La brecha salarial, la discriminación, la falta de oportunidades y la inseguridad laboral siguen siendo algunos de los retos que enfrentan las mamás en la Población Económicamente Activa.

Las empresas tienen hoy esas deudas pendientes y, por fortuna, la mayoría de ellas están en condiciones de contribuir a mejorar esta situación haciendo ciertos ajustes. 

Hay por lo menos tres beneficios indispensables que se deben ofrecer:

1. Otorgar salario igualitario entre colaboradores del mismo rango con distinto sexo

De acuerdo con la ONU, los salarios de las mujeres están 23% por debajo de los sueldos de los hombres a nivel mundial.

Las organizaciones tienen en sus manos la oportunidad de contribuir a cerrar esta brecha con la aplicación de numerosas estrategias.

Y son al menos tres pasos los que deben seguir las organizaciones para otorgar un salario igualitario:

Fomentar la transparencia en el centro laboral. Un diagnóstico integral de los puestos y sus funciones es crucial a fin de que se detecten los desequilibrios salariales y otras prácticas discriminatorias.

Definir puestos por competencias y conocimientos. Todas las posiciones laborales deben ocuparse bajo criterios de igualdad y no discriminación. Prevención de embarazo adolescente

Salarios justos. En todos los niveles jerárquicos de la organización deben definirse los salarios a partir de la máxima “a igual trabajo, mismo salario” sin distinguir entre hombres y mujeres.

Las organizaciones deben escuchar las inquietudes de las colaboradoras y ofrecer soluciones para un ambiente laboral sano.

2. Brindar prestaciones por maternidad y paternidad equivalentes

La Ley Federal del Trabajo en México contempla varios beneficios para las madres trabajadoras, y las organizaciones tienen la obligación de aplicarla y también de incorporar otras estrategias para apoyar a los equipos.

Entre estos se incluyen los beneficios laborales por lactancia:

Las mujeres lactantes no pueden realizar actividades peligrosas y deben recibir su salario completo.

Las embarazadas tienen derecho a descansar seis semanas antes y seis después del parto.Prevención de embarazo adolescente

Si se adopta, las madres pueden tomar seis semanas adicionales de licencia con goce de sueldo.

Durante seis meses, a las madres lactantes se les deben otorgar dos reposos al día, de media hora cada uno, para que puedan alimentar a su hijo o hija, en un lugar adecuado e higiénico.

Las empresas no pueden exigir certificados médicos de no embarazo para el ingreso, permanencia o ascenso de una colaboradora. Tampoco pueden despedirlas por embarazo.

Estos derechos de lactancia y embarazo tienen que ir acompañados de una comunicación transparente y clara a fin de que no haya malos entendidos.

Las organizaciones también pueden implementar acciones a partir de sus valores y misión a fin de tener una mayor integración del padre.

Por ejemplo, pueden organizar campañas destinadas a que los papás asuman mayor compromiso en el cuidado del hogar o bien aplicar el beneficio de crianza protegida en la que el padre también tiene derecho a ausentarse del centro laboral por determinados días.

3. Fomentar oportunidades reales para que ellas suban en la escalera corporativa

Una vieja práctica aplicada por muchas organizaciones es otorgar ascensos a los hombres con la idea equivocada de que ellos trabajan más, ejecutan las tareas más difíciles y tienen mayores resultados en los cargos de liderazgo.

Actualmente, muchas organizaciones reconocen que tales ideas ya no son aceptables, pero les falta cumplir en la visibilidad de las mujeres y su acceso a roles de liderazgo.

Un estudio de la firma estadounidense McKinsey & Company sugiere cinco soluciones para eliminar esta disparidad:

Establecer una meta para el número de mujeres ascendidas a puesto de gerencia.

Considerar a un grupo diverso de candidatos para los distintos puestos laborales.Prevención de embarazo adolescente

Hacer que los gerentes encargados de las contrataciones pasen por un proceso de entrenamiento que les ayude a ser imparciales.

Establecer un proceso claro de contratación y ascenso para evitar sesgos.

Ofrecer a las mujeres y hombres entrenamiento de liderazgo por igual, permitiéndoles la oportunidad de acceder a tareas de alto perfil.

Las empresas no pueden exigir certificados médicos de no embarazo para el ingreso, permanencia o ascenso de una colaboradora. Tampoco pueden despedirlas por embarazo.

Herramientas de apoyo para madres trabajadoras

 

Las organizaciones que se apoyan en un software de gestión de Capital Humano tienen más posibilidades de incrementar los beneficios para madres trabajadoras.

Las prácticas como horario flexible y el trabajo híbrido y estrategias como el salario emocional son pasos muy importantes que se traducen finalmente en retención de talento y menor rotación laboral.

Estos son algunas de esas medidas necesarias:

Trabajo desde casa

Esta es quizá una de las mejores prestaciones que pueden aplicar las empresas para la mamá trabajadora.

El home office es hoy una opción para equilibrar la vida laboral y la vida familiar, pues les permite estar más tiempo con sus hijos sin tener que renunciar al empleo.

Sin embargo, para que el trabajo desde casa sea útil tanto para la mamá trabajadora como para la organización debe trazarse una línea muy clara entre lo personal y lo laboral.

Las organizaciones deben establecer una comunicación clara a fin de que se cumplan metas y productividad en los horarios establecidos.

La mamá trabajadora deberá:

Administrar su tiempo de trabajo

Organizar y planear las tareasPrevención de embarazo adolescente

Mejorar la comunicación con el equipo

El trabajo en casa es además uno de los grandes beneficios de la maternidad, pues permite a las mujeres seguir trabajando antes y después del parto por un determinado tiempo.

Adaptaciones para madres lactantes

Uno de los primeros problemas que enfrentan las mamás trabajadoras al regresar a su centro laboral es la lactancia, lo que representa un desafío no solo para ellas sino también para la misma organización.

Una de las soluciones que han encontrado las organizaciones es abrir salas de lactancia para las trabajadoras que, a la larga, ayudan a retenerlas.

De hecho, el artículo 170 de la Ley Federal del Trabajo contempla el derecho de las madres trabajadoras a tener un descanso en su jornada durante el periodo de lactancia hasta por seis meses.

La apertura de la sala de lactancia, no obstante, debe complementarse con otras acciones de la empresa, como capacitar a los líderes para se preparen para las ausencias de las madres trabajadoras.

Apoyo de guardería 

Si bien el panorama cambió drásticamente en México antes y después de la pandemia, las organizaciones tienen ahora la tarea de apoyar a las madres en el cuidado de sus hijos.

Un decreto del gobierno federal publicado en marzo del 2019 confirmó la eliminación de recursos para 192 estancias infantiles solo en la Ciudad de México.

La decisión no solo representó un serio problema para las madres trabajadoras, sino que llevó a las mismas organizaciones a replantear estrategias.

Contar con una guardería confiable tiene un impacto inmediato en la satisfacción de las madres y padres trabajadores.

Entre los beneficios están:

Tranquilidad para colaboradoras y colaboradores

Los niños se benefician al estar bajo el cuidado profesionaln d

Se retiene al talento

Actualmente hay una iniciativa –sin discutir en la Cámara de Diputados– para obligar a las empresas y al IMSS a operar guarderías para trabajadores.

Coaching, mentorías y certificaciones

Las mamás trabajadoras son el talento que más pierden las empresas. Por ello, las organizaciones no pueden darse el lujo de padecer esta tendencia.

Una de las estrategias para compensar esta fuga es ofrecer capacitaciones no solo para que fortalezcan sus derechos, sino para que también tengan mayores oportunidades de crecimiento.

Un coaching o mentoría les ayuda a ser mejores negociadoras al interior de la organización, ya sea para subir de puesto o para mejorar la productividad con sus equipos.

En la mayoría de los casos, las capacitaciones ayudan a las mujeres a comprender mejor en qué y porqué están fallando.

Son muchos los beneficios que DEBES ofrecer a las madres trabajadoras en tu empresa. 

Y en Worky, nos preocupamos por optimizar tus procesos de RH para que puedas dedicar más tiempo a diseñar estrategias dedicadas a mejorar la experiencia laboral de esa fracción tan importante de tu Capital Humano. 

La gestión del Recurso Humanos con un software puede ser la solución para apoyar en el avance de las mamás trabajadoras y así tener colaboradoras más comprometidas y satisfechas.

 



Si te gustan nuestras recomendaciones suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte enterado y conoce más acerca de Worky, el software de RRHH que te ayudará a llevar de cerca el control de tu empresa.

 

Sophie
Hola soy Sophie la directora de Recursos Humanos de Worky