Gestion Empresarial

Reparto de Utilidades: cambios al regular el outsourcing

El reparto de utilidades en 2022, reflejará los cambios impuestos por la reforma en el outsourcing en México. Descubre los esquemas que puedes adoptar.


El reparto de utilidades es uno de los esquemas que las empresas se han replanteado tras la reforma en el outsourcing en México.

 

Desde el otoño pasado, las organizaciones mexicanas han diseñado nuevos esquemas de pago de compensaciones a sus colaboradores con un objetivo muy claro: mantener e incluso mejorar los beneficios que recibe el Capital Humano cada año.

 

En Worky te explicamos el panorama al respecto.

 


¿Qué es la PTU?

Cuando se acercan los meses de mayo y junio de cada año es muy común escuchar en el ámbito laboral la frase “ya viene el reparto de utilidades”. Efectivamente, nadie necesita una explicación extra acerca de lo que representa: bonos extra que otorga la empresa a sus colaboradores por su trabajo.

 

Pero, ¿qué pasa si decimos “ya viene la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU)?” Lo más probable es que no todos entiendan el concepto, el cual está contemplado en el Artículo 123 constitucional y establecido en la Ley Federal del Trabajo.

 

La Participación de los Trabajadores en las Utilidades es un derecho constitucional de tus colaboradores, pues la ley obliga a tu empresa a compartir con ellos parte de las ganancias corporativas –hasta 10 por ciento– por la actividad productiva o servicios que prestan.

 

Dicha PTU se calcula a partir de las ganancias que reporta tu organización en su declaración anual de impuesto sobre la renta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y, por ley, deberás pagarla 60 días después de dicha declaración anual.

 

Toma en cuenta que el monto que reciben los colaboradores por el concepto de reparto de utilidades cada año corresponde a las ganancias generadas en el ejercicio fiscal anterior. Es decir, el reparto de utilidades 2022 vendrá de las ganancias que obtuvo tu empresa en el año fiscal 2021.

 

Existen al menos seis excepciones a esta obligación, pues no todas las empresas estarán en condiciones de cumplir con el reparto de utilidades. Estas son:

 

▪️ Empresas que estén en su primer año de operaciones

▪️ Aquellas en sus dos primeros años de funcionamiento que estén elaborando un nuevo producto

▪️ El Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) y todas las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia

▪️ Mineras nuevas en etapa de exploración

▪️ Instituciones de asistencia privada que realicen obras de asistencia humanitarias sin fines de lucro
▪️ Organizaciones productivas o de servicios que tengan un capital menor al que fije la Secretaría del Trabajo para esta obligación laboral

También es importante recordar que quienes no tienen derecho a la PTU son los directores, administradores y gerentes generales, así como socios y accionistas, los colaboradores eventuales que hayan laborado menos de 60 días durante el año, los profesionistas contratados por honorarios (sin una relación de trabajo subordinado), y los asistentes domésticos.:


Cambios en el Reparto de Utilidades en México

Tras las reformas al outsourcing, o subcontratación, en la Ley Federal del Trabajo en abril del 2021, debes considerar los cambios al reparto de utilidades a partir de este año 2022.

 

Entre las modificaciones pactadas por el gobierno federal, las empresas y los sindicatos se incorporó un nuevo criterio para el cálculo de la PTU, que incluye, entre otras opciones, el otorgamiento de un bono complementario.

 

La reforma en materia de subcontratación determinó que, a partir de este año, puedes optar por una de dos modalidades para el cálculo del reparto de utilidades:


▪️ Imponer un límite de tres meses de salario a las utilidades a repartir entre los colaboradores de las empresas.

▪️ Hacer un promedio de las utilidades recibidas en los últimos tres años por tu Capital Humano.

La idea es que apliques el monto que más beneficie a tus colaboradores, según informó la propia Secretaría del Trabajo.

 

Los cambios obedecen a que, como las empresas absorberán a los colaboradores que laboraban bajo el esquema del outsourcing, ahora tendrán que reconocerlos como propios y pagarles utilidades.

 

Para mitigar este impacto, tu empresa puede rediseñar los modelos de compensación, como utilizar los bonos de desempeño o trimestrales para completar el pago de utilidades.

 

Si bien el panorama podría ser de incertidumbre para el pago de las utilidades, la realidad es que las empresas mexicanas están trabajando desde hace tiempo en los esquemas de compensaciones.

 

De acuerdo con un estudio de la firma Aon México, hasta el 74 por ciento de las organizaciones del país planea pagar utilidades este año, tras las reformas a la subcontratación.

 

Sobra insistir que la clave es idear esquemas de pago que beneficien a tu Capital Humano y que, al mismo tiempo, no impacten en las finanzas de tu empresa.

 

Cálculo actualizado de la PTU

Precisamente por las reformas a la subcontratación, que representan que tu organización absorba a más colaboradores, es esencial que ya tengas o estés trabajando en las distintas opciones para el reparto de utilidades de este mes de mayo.

 

Tu esquema debe partir del decreto de que el monto de la PTU tiene como límite máximo tres meses de salario del colaborador o el promedio de las participaciones que recibió en los últimos tres años.

 

Por eso es tan importante, ahora más que nunca, una solución de digitalización como Worky, que concentra en la nube toda la información histórica que necesitas para automatizar los cálculos para el reparto de utilidades con base en el esquema que hayas establecido y de manera confiable y transparente.

 

¿Cómo pagar el PTU sin afectar a las finanzas corporativas?

La firma consultora Lockton México, en conjunto con la firma Korn Ferry, hizo una encuesta conjunta entre 100 clientes en México acerca de cómo las empresas pagarán la Participación de los Trabajadores en las Utilidades sin repercusiones en sus estados financieros.

 

Estas son las opciones mencionadas por los participantes en el estudio:

 

▪️ 23 por ciento de las empresas con Capital Humano no sindicalizado se inclinan a pagar la PTU con la compensación variable, ya sean bonos anuales por desempeño, trimestrales, etc.

▪️ 11 por ciento de las organizaciones con personal sindicalizado piensa moderar el pago de la PTU con algunos conceptos como premios por asistencia, premios por puntualidad o premios por actividad laboral. 

 

Este estudio de Lockton México y Korn Ferry también encontró que hay patrones que están analizando si compensan las utilidades con el crecimiento futuro de los salarios, mientras que otros podrían mover el aguinaldo o el fondo de ahorro.

 

Por su parte, la firma consultora Aon hizo un estudio similar y encontró que, para el pago de la PTU, las organizaciones se están orientando a:

 

▪️ Pagar la PTU conforme a lo establecido por la ley (74.2%) 
▪️ Fijar un reparto de PTU garantizado (14.5%)
▪️ Implementar un bono complementario de PTU (21.3%)

 

Aquellas que lo harán a través de un reparto garantizado, ofrecerán en promedio 28 días de salario y las que otorgarán un bono complementario será de 32 días de salario, señaló el estudio.

 

Como ves, opciones existen. La clave es que puedas equilibrar la salud financiera de tu empresa con la satisfacción de tu Capital Humano, al tiempo que cumples con la ley.

 

En definitiva, la Participación de los Trabajadores en las Utilidades será diferente para este 2022. Y será diferente debido a la eliminación del outsourcing, contemplada ahora en el Artículo 123 constitucional y la Ley Federal del Trabajo.

 

La absorción de más colaboradores, que antes trabajaban bajo el esquema de subcontratación, representa obviamente una mayor carga financiera para tu organización.

 

Sin embargo, las fórmulas para el pago de la PTU que impone un límite máximo de tres meses de utilidades o un promedio de las utilidades recibidas en los últimos tres años garantizan beneficios para ambas partes: tu Capital Humano y tu empresa.

 

Digitalizar los procesos de Recursos Humanos con un software como Worky no solo brinda más transparencia y productividad. Además, mediante su módulo de gestión de incidencias y solicitudes, es posible agilizar el cálculo de la PTU para tus colaboradores, dándote mayor libertad para dedicarte a tareas más estratégicas y a lo que verdaderamente importa: tu Capital Humano.



Si te gustan nuestras recomendaciones suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte enterado y conoce más acerca de Worky, el software de RRHH que te ayudará a llevar de cerca el control de tu empresa.

 

Artículos relacionados