Gestion Empresarial

Metodología OKR: cómo aplicarla exitosamente en tu empresa

La metodología OKR permite establecer objetivos medibles y enfocados en la visión organizacional, definiendo las tareas para alcanzarlos. ¡Conócela!


La metodología OKR ha probado ser altamente eficiente, pues permite definir objetivos fácilmente y determinar las acciones clave necesarias para alcanzarlos. Por ejemplo, Google la aplica desde 1999 con éxitos que hablan por sí solos.

 

Tu empresa tiene que definir los propósitos que guían su desarrollo y para cumplirlos existen muchas técnicas. Hoy, en Worky queremos hablarte específicamente de la estrategia de objetivos y resultados clave y de los muchos beneficios que brinda.

 

¿Qué es la metodología OKR?

Para definir OKR empecemos por aclarar qué significa esa sigla. Se refiere en inglés a los Objetives and Key Results ya mencionados, y se trata de una gestión que realizan las empresas con el fin de establecer sus objetivos generales y determinar las metas que se pretenden alcanzar en un determinado periodo de tiempo.

 

Esta metodología permite precisar, en conjunto con el colaborador o el equipo, una serie de tareas que deben ejecutarse para alcanzar el objetivo, el cual debe ser medible y enfocado a la visión de la organización.

 

Los OKR deben ser públicos y su función es medir el crecimiento a nivel de empleado, equipo y empresa. 

 

¿Cuál es la diferencia entre OKR, KPI y objetivos?

Los objetivos y resultados clave tienen una marcada diferencia de los KPI (Key Perfomance Indicator, o indicadores de desempeño clave), pues contemplan más precisión y claridad en un plazo determinado.

 

Los KPIs, una estrategia que empezó a consolidarse en Latinoamérica desde hace 10 años, busca agregar valor a los propósitos de una organización enfocándose en el “qué” sin considerar, entre otros, el “cómo” que son los resultados clave.

 

Por el contrario, al definir OKR queda en claro que se tienen objetivos directos, específicos y concretos, compartidos que deben ser alcanzados y medidos en un plazo específico.

 

¿Cuáles son los beneficios de esta metodología?

Con objetivos claros se contribuye a mantener a los equipos y colaboradores comprometidos y motivados, todos apuntando a la misma dirección.

 

Una correcta aplicación de la metodología OKR tiene numerosas ventajas para la organización. Hay al menos tres beneficios generales claros:

 

▪️ Foco en las prioridades. Teniendo bien definidos los OKRs, se puede trabajar de una manera más precisa en lo que realmente importa, al tener claro lo que se desea lograr.

 

▪️ Cultura de resultados. A través de la aplicación de objetivos y resultados medibles, se promueve el esfuerzo de los equipos para conseguir una meta en común.


▪️ Transparencia en los procesos. Al ser del conocimiento de todos los equipos de trabajo, los OKRs son una guía del rumbo que se desea tomar a corto, mediano y largo plazo.

 

Además, con la metodología OKR, fomenta y fortalece al menos cuatro puntos clave en el área de RH de una organización:

 

▪️ Gestión de talento. Al tener como objetivo reclutar y retener colaboradores, la definición OKR será incrementar el porcentaje de posiciones abiertas activas en la página de empleo, así como mantener alta la tasa de retención del Capital Humano.

 

▪️ Clima laboral. Si el objetivo es mantener un ambiente de trabajo positivo, el OKR será aumentar el número de colaboradores satisfechos conociendo su estado de ánimo con encuestas.

 

▪️ Cultura de la empresa. Incrementar la capacitación de los colaboradores es otro objetivo que tendrá como OKR una mejor reputación y mayor productividad.

 

▪️ Motivación y engagement. El objetivo de la empresa de mejorar la compensación sin que represente mayores costos tendrá como OKR la activación de planes de retribución que incluirían desde mediciones del salario emocional hasta el uso de prestaciones.

 

¿Cómo puedes aplicar la metodología OKR en tu empresa?

Los objetivos OKR de una organización llevan a los colaboradores a enfocarse más en las metas y a esforzarse para mantenerse en sincronía con la visión de la compañía.

 

Para aplicar exitosamente esta metodología, debes tomar en consideración los siguientes puntos:

 

▪️ Establecer objetivos claros y alcanzables

 

▪️ Definir fechas límite para lograrlos

 

▪️ Monitorear los avances constantemente

 

▪️ Compartir los resultados con los equipos involucrados

 

Un software de Recursos Humanos como Worky, facilita el seguimiento de principio a fin al avance y resultados de tus colaboradores y equipos.

 

Tu empresa puede, y debe, aplicar esta metodología y asegurarse de que los objetivos sean medidos con resultados en un determinado plazo, de preferencia trimestralmente. 

Esto resultará, finalmente, en una mayor motivación, concentración y productividad de tus colaboradores.



Si te gustan nuestras recomendaciones suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte enterado y conoce más acerca de Worky, el software de RRHH que te ayudará a llevar de cerca el control de tu empresa.

Artículos relacionados