File not found
Gestion Empresarial

5 claves para rediseñar tu evaluación de desempeño

Tu evaluación de desempeño debe adaptarse a los nuevos estándares de la dinámica laboral que cambió tanto en los últimos dos años.

Para ello, debes tomar en cuenta distintos factores a fin de incluir acciones que se deben aplicar a cada caso para aprovechar al máximo este proceso para analizar la eficacia de tu Capital Humano.

La importancia de las evaluaciones de desempeño

 

Antes de identificar cuáles son las claves para avanzar en su rediseño es importante responder a la pregunta ¿qué es la evaluación de desempeño?

Es un procedimiento que aplican las organizaciones para medir la conducta profesional, competencias, rendimiento y productividad de los colaboradores en un determinado periodo.

Tradicionalmente, se han utilizado cuatro variantes

• Metas anuales definidas por la gerencia

• Evaluaciones de desempeño/competencias
anuales

• Sesiones de retroalimentación
discontinuas e irrelevantes

• Reconocimiento
sólo vinculado a resultados

A lo largo del tiempo, las empresas fueron agregando otros factores de medición, pero en los últimos años coincidieron en la necesidad de actualizarla.

Además, las herramientas con las que se calificaba a los colaboradores antes de la pandemia no pueden ser las mismas hoy tras los cambios que han experimentado las organizaciones.

De hecho, un estudio de la firma Gartner mostró cómo, en 2020, hasta 87% de los líderes de Recursos Humanos buscaba implementar cambios en las evaluaciones de sus equipos.

La llegada de la crisis sanitaria cambió las relaciones laborales, al introducirse el trabajo híbrido y los horarios flexibles, entre otros, lo que ha llevado a las compañías a revisar sus procesos internos –los cuales van desde el reclutamiento hasta la retención de talento– y a poner mayor atención en la rotación de personal, teniendo como una de sus principales herramientas la evaluación del desempeño.

Este proceso de valoración permite a las áreas de RH detectar dónde están las fallas y las necesidades en la gestión del Capital Humano.

 

Las claves para rediseñar tus evaluaciones

 

Debido a este panorama, actualmente se recomienda que las empresas modifiquen su manera de valorar el rendimiento de los colaboradores. Rediseña tus evaluaciones para potenciar estos cinco puntos clave:

 

1. Desarrollar una cultura de retroalimentación

Conocida también como feedback, es un proceso de comunicación clave entre líderes y colaboradores al interior de las organizaciones.

Una gestión correcta desarrolla la cultura de la retroalimentación a fin mantener el vínculo, estando atentos a los comentarios y actuando asertivamente para promover el bienestar de los colaboradores, aspecto que impacta directamente en la productividad.

Por eso, la retroalimentación debe:

Informar periódicamente al colaborador sobre la valoración de su trabajo

Detectar fallas

Identificar áreas de mejora

Comprobar el clima laboral del área

La comunicación es crucial a fin de escuchar inquietudes y tomar nota de las observaciones que se traducirán en un mejor desempeño.

 

2. Actualizar los indicadores de rendimiento

Muchas compañías siguen al pie de la letra la fórmula productividad = producción/horas trabajadas para evaluar el crecimiento de su personal.

Sin embargo, si no evolucionan, corren el riesgo de omitir y dar poco valor a las aportaciones de su Capital Humano.

Para tener una visión general de cómo funciona la organización en áreas específicas, es necesario utilizar los KPI (Key Perfomance Indicators), que sirven para identificar la productividad de los colaboradores y equipos y para lograr objetivos estratégicos.

Ahora bien, hay indicadores claves de desempeño para diferentes tipos de negocios, considerando el sector, objetivo y necesidades de cada organización.

Por ejemplo, las empresas que basan su productividad en las Tecnologías de la Información (TI) aplican evaluaciones de rendimiento a partir de criterios cualitativos y cuantitativos.

De esta manera, es muy importante que se adapten los indicadores dependiendo de la industria y de las necesidades específicas de tu empresa, para que sean realmente efectivos.

 

3. Recompensar logros y destacar fortalezas y mejoras

Tras la aplicación del sistema de evaluación del desempeño es necesario analizar los resultados a profundidad.

Al reconocer los logros y destacar fortalezas es importante que los líderes de equipo también valoren sus avances basándose en ciertas recomendaciones:

Comunicar los resultados a tiempo. Es aconsejable comunicar lo más pronto posible los resultados de la evaluación a los colaboradores a fin de transmitir confianza e interés. Esto servirá para que se sientan valorados y estén dispuestos a mejorar y fortalecer los avances.

Identificar tendencias. Al tomar nota de su desempeño, es importante detectar los parámetros en el comportamiento del Capital Humano. Es decir, se podrá identificar qué tan satisfecho está con su labor o si hay algo que interfiera en ella.

Revisión uno a uno. Los líderes deben intercambiar puntos de vista directamente con el colaborador, a fin de que haya mayor comunicación, lo que finalmente se traducirá en el conocimiento de fortalezas y mejoras.

 

4. Capacitar a los líderes de proyecto para realizar evaluaciones

Los líderes de equipo deben asumir un papel importante en las evaluaciones de desempeño. A más participación, capacitación e involucramiento en esta tarea, los resultados serán mejores y más precisos.

La capacitación previa debe llevar a que cumplan con al menos cuatro puntos:

Establecer de manera clara los objetivos de la organización y las expectativas que se tienen de los colaboradores en un determinado plazo

• Comunicarlos efectivamente a los involucrados y asegurarse de que sean comprendidos y aceptados

• Diseñar un programa de evaluación de desempeño y ponerlo en marcha en un periodo determinado

Analizar los resultados e informarlos lo antes posible a los equipos a fin de fortalecer la retroalimentación y hacer los ajustes necesarios

 

5. Desarrollar planes de carrera para los colaboradores

Ninguna evaluación del desempeño laboral tendrá éxito si no se toman acciones de manera inmediata.

Los resultados deben llevar a decisiones estratégicas que mejoren el rendimiento de los colaboradores y, finalmente, de la organización en general.

Con una mejor definición de las trayectorias profesionales y mediciones sobre la evolución del desempeño laboral se podrán aplicar estrategias en sincronía con los perfiles obtenidos.

Por ejemplo, una herramienta para visibilizar adecuadamente el potencial y las habilidades de los integrantes de tu equipo es la evaluación 9 box.

Este instrumento gráfico para la gestión de Capital Humano permite identificar rápidamente el talento actual de la organización, así como a los potenciales líderes de los equipos.

Al obtener una nueva perspectiva de los colaboradores se está en condiciones de tomar mejores decisiones en la organización.

 

Digitaliza tus procesos para optimizar las evaluaciones

 

La mejor manera de aplicar un sistema de evaluación del desempeño es con un software de Recursos Humanos que optimice los procesos de tu empresa.

Son al menos tres las ventajas que se obtienen al digitalizar la evaluación de desempeño:

Agilizar el proceso aún a distancia

• Transparentar los resultados y mantener un historial de desempeño

• Detectar a los próximos líderes en la organización

Los beneficios de digitalizar este proceso se traducen en una mejor valoración del personal, mayores beneficios y ahorro de costos.

Con una claridad de objetivos y una información integral del talento accesible en la nube, se podrá optimizar la productividad.

Así, la precisión de los datos que proporciona un software para la gestión de Capital Humano abre el camino para tomar decisiones en beneficio de los equipos y de las organizaciones en general.

 



Si te gustan nuestras recomendaciones suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte enterado y conoce más acerca de Worky, el software de RRHH que te ayudará a llevar de cerca el control de tu empresa.

 

Sophie
Hola soy Sophie la directora de Recursos Humanos de Worky