Gestion Empresarial

Burnout Laboral: 5 formas de evitarlo

El síndrome de burnout repercute en la productividad y motivación de tus colaboradores. En Worky te decimos cómo puedes detectarlo y cómo evitarlo


El síndrome de burnout ocurre cuando el exceso de carga de trabajo y el clima organizacional afectan a los colaboradores, dejándolos abrumados.

 

En estos casos, esos profesionales que alguna vez fueron estelares pierden el enfoque, adoptan una actitud cínica hacia su labor o hacia la empresa, pierden la confianza y cometen más errores.

 

Prevenir el agotamiento es fundamental para evitar problemas más importantes, ya que, si se ignora, implica grandes costos económicos, disminuye la productividad y aumenta la rotación de tu compañía. En Worky te explicamos cómo evitarlo.

 

¿Qué es el burnout y cómo detectarlo?

Este síndrome se define como un estado emocional de agotamiento físico y mental intenso, negativismo, irritabilidad y estrés extremo resultado de un estado de preocupación persistente ligado al entorno laboral. 

 

El burnout aparece frecuentemente cuando las expectativas profesionales y la realidad del trabajo diario crea un desequilibrio.

 

Es un desgaste que surge como consecuencia de las demandas excesivas de energía, fuerza o recursos que hacen casi imposible que el colaborador o los equipos cumplan sus labores.

 

Expertos en salud han identificado cuáles son las principales características del síndrome de burnout, dividiéndolas en cognitivas y físicas:

 

▪️ Cognitivas. Falta de concentración, apatía, incapacidad para tomar decisiones, pérdida de habilidad, pérdida de iniciativa, indecisión para tomar iniciativas, tentativas bloquear cambios al interior de la organización, entre otros.


▪️ Físicas. Cansancio permanente, dolores de cabeza constantes, ansiedad, sudoración excesiva, dolores musculares, pérdida de energía física y emocional, molestias gastrointestinales, falta de apetito, hipocondría, trastornos del sueño, entre otros.

 

5 estrategias para evitar el burnout laboral

El síndrome del quemado es cada vez más común. No surge de la noche a la mañana y muchas organizaciones experimentaron una tendencia creciente durante la pandemia.

 

El confinamiento y el miedo a la enfermedad fueron algunas de las causas principales del burnout en los tiempos del COVID, así como un ambiente laboral tóxico o poco empático.

 

Esto ha llevado a que actualmente las empresas estén atentas a los síntomas y pongan una mayor atención para prevenir este síndrome del trabajador quemado. 

 

Te sugerimos la aplicación de cinco estrategias a fin de que los colaboradores eviten llegar a este estado de ánimo, aunque muchas de las soluciones no están dentro del centro laboral como tal.

 

1. Promover el equilibrio trabajo/vida personal

 

Esta es quizá una de las acciones de prevención más importantes para el burnout laboral. Que líderes y colaboradores equilibren su vida laboral y personal tiene que ser prioridad para las organizaciones.

 

Algunas estrategias para lograrlo son: 

 

▪️ Trabajo flexible, con el cual los colaboradores o líderes pueden trabajar a distancia en determinados días.


▪️ Horarios alternos, para que puedan compartir más tiempo con sus familias sin tener la presión laboral encima.

 

▪️ Derecho a la desconexión, a fin de que puedan relajarse, despejarse y olvidarse del trabajo una vez terminado el horario laboral.

 

2. Monitorear y visibilizar las cargas de trabajo

 

El agotamiento laboral y la carga de trabajo pueden ser la causa del burnout laboral en muchas áreas de la organización y no se debe cerrar los ojos ante este problema.

 

Un primer paso para evitarlo es revisar y dar un seguimiento puntual a las funciones que desempeñan los colaboradores a fin de detectar los síntomas de cansancio extremo.

 

El segundo es que aprovechar las herramientas tecnológicas de monitoreo y gestión, a fin de que puedan evaluar riesgos a través de encuestas frecuentes de clima laboral y nivel de estrés en las áreas de trabajo.

 

El tercero, es llevar un registro personal de las cargas laborales de los equipos para así identificar el riesgo de los colaboradores de sufrir estrés laboral.

 

Estas tareas pueden apoyarse en un software de gestión de RH, para detectar a tiempo las causas del síndrome del burnout y ofrecer soluciones para cada área de la organización.

 

3. Priorizar el bienestar

 

Partiendo de que el activo más valioso de una empresa son sus colaboradores, es muy importante que los tomadores de decisiones y líderes dentro de la empresa tomen muy en serio el riesgo de burnout de su plantilla laboral.

 

Entre las opciones para fomentar el bienestar de los equipos, están:

 

▪️ Salario emocional. Una tendencia creciente es que los colaboradores reciban beneficios adicionales a su sueldo (que NUNCA lo sustituyen, sino lo complementan), como descuentos y promociones para el gimnasio, para el cine, para reservar boletos de avión, etc.

 

▪️ Aumento de prestaciones. Otra buena opción para reducir el síndrome del trabajador quemado es que la empresa incremente prestaciones en el área para así cuidar y fomentar su salud física y mental.

 

▪️ Distribución de cargas de trabajo. La aplicación de esta estrategia traerá beneficios emocionales y físicos a los colaboradores, pues se trata de repartir la carga laboral entre las diferentes áreas de la organización, a fin de que estas sean realmente equitativas.

 

4. Reconocer los logros

 

La rutina diaria y el nulo reconocimiento a su labor son dos de las principales causas del burnout.

 

Las señales de descontento se pueden dar de muchas formas y tienen que ser identificadas con anticipación para trabajar en ellas. Por ello es importante tener claridad los indicadores de desempeño y las metas que se desean alcanzar, pero también en las habilidades y potencial de los colaboradores. Para ello es clave:

 

▪️ Desarrollar una estrategia de objetivos adecuada al perfil de puesto.

 

▪️ Recompensar a todos los involucrados cuando se alcanzan las metas del área


▪️ Fijar de manera permanente una política de ascensos y estímulos

 

5. Mantener apertura a la retroalimentación de los colaboradores

 

Toda organización que no esté abierta a escuchar inquietudes y propuestas de sus líderes y colaboradores estaría condenada a generar pérdidas y una alta rotación laboral en periodos cortos.

 

A mayor comunicación interna, mayor posibilidad de evitar las causas del síndrome de burnout. Poder opinar y sentirse escuchado es la base para desactivar conflictos potenciales.

 

La retroalimentación se traducirá en mejoras y en un ambiente de trabajo óptimo. Todos se sentirán valorados y respetados dentro de la organización.

 

Es recomendable practicar dos tipos de comunicación:

 

▪️ Directa. Sostener frecuentemente sesiones de retroalimentación personalizadas con los colaboradores

 

▪️ Indirecta. Realizar encuestas y medir el pulso con encuentros formales e informales

 

Burnout en RH: un problema silencioso

Paradójicamente, un área donde el síndrome del burnout está más presente, es en Recursos Humanos.

 

Los profesionales de RH, según el Estudio Gestión de Capital Humano 2022 elaborado por Worky, son los que se sienten muy poco valorados, presentando síntomas de burnout. Los resultados muestran que:

 

▪️ 63% de ellos considera que sus colegas no aprecian el esfuerzo que realizan

 

▪️ 76% asegura que su carga de trabajo es más pesada y difícil tras la pandemia

 

Las cifras son un indicativo del abandono de las organizaciones hacia este equipo que estaría ya presentando los síntomas del burnout.

 

A esto hay que sumar el efecto de la pandemia entre líderes y colaboradores que padecieron problemas de salud mental y física.

 

Otro factor que genera un agotamiento laboral en el área de RH son los drásticos cambios que han traído las nuevas normas en la Ley Federal del Trabajo y los cambios en el outsourcing que conllevan la aplicación de la ley por parte de la autoridad federal.

 

Ninguna organización está exenta del burnout entre sus líderes y colaboradores. En cualquier momento, pueden ser presa de este síndrome del trabajador quemado ante las presiones externas y/o internas, así como por la poca valoración que se da a su desempeño.

 

Tener un software en RH que detecte, prevenga y evite este peligroso síndrome con una valoración al trabajo y seguimiento de los colaboradores es la mejor respuesta que puede ofrecer tu empresa.

 

Worky brinda las herramientas necesarias para que este síndrome sea detectado a tiempo y se eviten problemas de productividad, de un mal clima laboral y, peor aún, de desmotivación y alta rotación dentro de tu empresa.



Si te gustan nuestras recomendaciones suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte enterado y conoce más acerca de Worky, el software de RRHH que te ayudará a llevar de cerca el control de tu empresa.

Artículos relacionados