Gestion Empresarial

Tasa de rotación: cómo se calcula y cómo afecta a tu empresa

Calcular la tasa de rotación es vital para aumentar la retención de talento de tu empresa. En Worky te decimos cómo lograrlo.


La tasa de rotación y deserción es uno de los KPIs cruciales para la salud de la empresa, ya que habla de una necesidad de mejora en los procesos de reclutamiento, capacitación y desarrollo de carrera de los colaboradores dentro de la organización.


Por eso, en Worky te compartimos lo que debes tomar en cuenta acerca de este indicador tan relevante para tu empresa.

 

¿Qué significa la tasa de rotación?

En términos simples, la tasa de rotación mide el porcentaje de colaboradores que dejan una empresa u organización, es decir, el número de puestos a cubrir en un periodo de tiempo definido.

Conocer cuál sería el nivel de rotación ideal es una duda común y por ello nos dimos a la tarea de investigar cómo impacta esta medición en los equipos de trabajo.

 

 

¿Qué implica una tasa de rotación alta?

Este KPI refleja el grado de éxito de las organizaciones para retener el talento y el clima organizacional que impera: si hay un buen ambiente laboral, prestaciones acordes a sus expectativas y oportunidades de crecimiento.

De acuerdo con información de Degreed, México tiene uno de los índices de rotación laboral más altos de América Latina: 16.75%. Esto significa que miles de profesionales en el país dejan sus puestos de trabajo anualmente y este fenómeno puede estar afectando a tu organización.

Las implicaciones son muchas: una tasa de rotación baja puede significar que la empresa ofrece a sus colaboradores condiciones óptimas para que no consideren otras ofertas laborales. Además de que continúa atrayendo nuevo talento que aporta ideas frescas, gracias a la estabilidad laboral.

Por el contrario, una tasa de rotación alta puede implicar un problema con las políticas laborales de la empresa, que se perciban prestaciones poco competitivas o que se viva un ambiente laboral tóxico que requiera que se hagan cambios estructurales para enfocarse no solamente en el reclutamiento sino también en la retención de talento.

Esto incluso permite detectar problemas de liderazgo si el nivel de rotación de un área específica es significativamente mayor en comparación con las demás, lo cual ayuda a detectar oportunidades de mejora a nivel gerencial.

 

¿Un índice de deserción alto siempre es negativo?

Una rotación más o menos constante no implica problemas con el ambiente laboral. Existe un ciclo de vida del trabajador natural en la trayectoria profesional, que hace que sea lógico que en determinados momentos haya picos de deserción controlados y esperados.


Un índice de rotación de menos del 5% es sano, ya que habla de que el total de tu plantilla laboral va a renovarse en un período aproximado de 10 años.

Sin embargo, si tu número de renuncias se encuentra por encima de ese parámetro, conlleva costos asociados a la constante búsqueda para cubrir plazas vacantes. Además de que procesos como el onboarding o la capacitación tendrán que realizarse de manera continua ante el constante ingreso de talento.

Por ello es importante revisar quiénes están dejando la organización: si son de algún rango de edad o de una generación específica, de un área en particular, si la rotación aumentó a raíz de la llegada de un nuevo directivo o si se dio con mayor frecuencia a partir de un suceso atípico, como ocurrió en 2021 con La Gran Renuncia.

La realización de entrevistas de salida permite conocer las razones de la renuncia de un colaborador a fin de detectar puntos de mejora. Esta práctica, aunque aún no es adoptada por muchas organizaciones, es una herramienta para comprender los motivos de una alta rotación.

 

El costo de una baja retención

En términos monetarios, esto también implica un costo importante para la organización. Como te hemos comentado anteriormente, cada renuncia voluntaria puede llegar a costar más de 10 mil dólares anuales, según cifras de ManpowerGroup, lo que implica que 10 cambios laborales al año te cuestan 100 mil dólares.

Esto afecta tanto a los recursos destinados a reclutamiento como aquellos enfocados en capacitación, pero también a la productividad en los equipos de trabajo, ya que, sin todas las plazas cubiertas, se tiende a exigir esfuerzos extra que pueden llevar a los colaboradores al burnout, lo que a su vez genera una deserción mayor.

 

¿Cómo se obtiene la tasa de rotación laboral?

Para el cálculo de la tasa de rotación necesitas estos datos:

 ✅ Número de colaboradores activos al principio del periodo (A)
 ✅ Número de colaboradores activos al final del periodo (B)
 ✅ Número de empleados que se fueron durante el periodo (C)

     

  1.- Obtén el promedio sumando fuerza laboral inicial y final y dividiendo por dos:

(Promedio = [A + B] / 2).

        2.- Divide la cantidad de empleados que se fueron por la cantidad promedio de empleados del paso anterior. Multiplica por 100 para obtener su porcentaje de rotación final:

([C / Promedio] x 100)

 

Eso implica que, si al principio del año cuentas con 100 colaboradores, al final del periodo con 80 y se fueron 15, el promedio sería 90 y la tasa sería 0.16, lo que equivale al 16% de tasa de rotación, que como ya vimos, es un índice elevado.

 

Pero, para facilitarte este proceso, en Worky te damos GRATIS una herramienta para que puedas calcular la tasa de rotación de tu empresa automáticamente. ¿Qué esperas?

Reducir un alto nivel de rotación es posible

Lo más importante es asegurarse de que el personal clave, el que mantiene las operaciones a flote o que haya formado parte de la empresa en el largo plazo, no se vaya.

Además de un sueldo atractivo, cada persona busca cosas distintas que la hacen permanecer o no en un trabajo: mejores puestos, estabilidad, buen clima organizacional, equilibrio entre su vida profesional con la personal o flexibilidad laboral, que son elementos que conforman el salario emocional.

No podrás saber qué es lo que buscan tus colaboradores a menos de que lo hables con ellos para conocer sus motivaciones y entenderlas, así como saber cuáles son para ellos las áreas de oportunidad dentro de la empresa.

En Worky podemos ayudarte a comprender más sobre los elementos que inciden en la tasa de rotación laboral. Nuestros módulos de Solicitudes e incidencias, así como los Reportes mensuales, permiten darle un seguimiento al desempeño o eventos puntuales del equipo. ¡Estamos para ayudarte a que te enfoques en lo que realmente importa!


Si te gustan nuestras recomendaciones suscríbete a nuestro newsletter para mantenerte enterado y conoce más acerca de Worky, el software de RH que te ayudará a llevar de cerca el control de tu empresa.

Artículos relacionados