El Employer Branding no es otra cosa que la marca de una empresa como empleador. En otras palabras, la imagen que tiene una compañía no sólo hacia sus clientes sino también hacia sus propios empleados y sobre todo, la imagen que perciben sus posibles candidatos.

Está comprobado que un “Employer branding” bien posicionado incrementa en un 50% las solicitudes de los candidatos mejor calificados.

Existen 7 beneficios que pueden resultar cuando le das prioridad a esta imagen:

  1. Optimizar la adquisición de talento: Está comprobado que un “ Employer branding” bien posicionado incrementa en un 50% las solicitudes de los candidatos mejor calificados. Entre mejor imagen proyectes, más candidatos querrán trabajar para tí.
  2. Incluir a todo el equipo: Para desarrollar una marca exitosa se necesita de los empleados de todos los departamentos de la empresa para que compartan testimonios, den referencias de posibles candidatos y empiecen a crear una cultura propia.
  3. Aumentar la retención de empleados:  Las empresas que priorizan “Employer branding” suelen ver un aumento del 28% en la retención.
  4. Establecer una base para el crecimiento: Dar prioridad al “EB”, desde el principio, puede ayudar a que los equipos de RH mantengan un excelente ambiente de trabajo.
  5. Unir intereses: Con el “EB” correcto, se pueden alinear los intereses tanto de los empleados como el de los empleadores. Cuando los empleados están contentos y comprometidos con su trabajo promueven la innovación y la productividad lo que lleva al éxito del negocio.
  6. Hacer hablar a la gente: Una “EB” bien diseñada crea una reputación positiva.
  7. Impulsar el programa de recomendación de empleados. Si tienes vacantes abiertas, tus empleados pueden ser la mejor fuente de candidatos.